Qué hacemos

En TÜV Rheinland ofrecemos soluciones para la calidad, la seguridad y el medio ambiente a través de certificaciones, inspecciones, auditorías y capacitaciones.

Somos un organismo que fue fundado en Alemania en 1872, con el objetivo de proteger a los trabajadores de los accidentes que se producían en las instalaciones de calderas de vapor. Desde entonces, nos hemos especializado en todo tipo de servicios referidos a la calidad, la seguridad técnica y la protección del hombre y del medio ambiente.

Actualmente, a través de aproximadamente 17.000 colaboradores acercamos todo nuestro conocimiento técnico a personas, empresas e instituciones. Con varias oficinas en la región, ofrecemos nuestros servicios a nivel local con el respaldo y aval técnico de nuestro prestigio internacional.

Nuestras principales fortalezas residen en la objetividad e independencia de nuestras soluciones.

Servicio Global

Gracias a la permanente comunicación con nuestras diversas filiales en el mundo y la formación interdisciplinaria y continua de nuestros expertos técnicos, ofrecemos un servicio de prestigio internacional.

Un plantel de profesionales especialistas en distintas áreas de la industria y el comercio ofrece de forma personalizada soluciones globales para la seguridad, la calidad y la protección del hombre y del medio ambiente.

Declaración de imparcialidad

Actuamos como entidad independiente, neutral y competente, rigiéndonos por los principios de total imparcialidad en la realización de nuestras actividades de inspección, control y certificación. No poseemos acciones en empresas fabricantes, instaladoras, comercializadoras o de otro tipo que puedan suponer un conflicto de interés, que pueda a su vez poner en peligro la objetividad de los resultados de nuestro accionar.

Es por ello que disponemos de los procedimientos necesarios para analizar y detectar cualquier situación que pueda comprometer la imparcialidad de nuestras actividades y aplicar, en consecuencia, los mecanismos adecuados para asegurar en todo momento la objetividad de nuestras actuaciones de acuerdo con nuestros principios.