Certificación HACCP

Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control en la Industria Alimentaria

El Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control (APPCC o HACCP, por sus siglas en inglés) establece los requisitos que debe cumplir un sistema de análisis de peligros y puntos críticos de control. La certificación puede ser empleada por cualquier organización dentro de la cadena alimentaria para demostrar su capacidad de elaborar alimentos inocuos y para evaluar o verificar esa capacidad.

Es un sistema proactivo de gestión de la inocuidad de los alimentos que implica controlar puntos críticos en su manipulación para minimizar el riesgo de desviaciones que podrían afectar dicha inocuidad. Puede ser usado en todos los niveles de manipulación de alimentos, y es un elemento importante de la gestión global de la calidad.

Beneficios

La certificación HACCP de TÜV Rheinland le permite:

  • Mejorar la seguridad de sus alimentos
  • Ganar reconocimiento internacional
  • Controlar la totalidad de la cadena de suministro alimentario
  • Ganar confianza del consumidor
  • Mejorar la utilización de los recursos disponibles
  • Ayudar a las inspecciones oficiales y promover el comercio internacional

Proceso de Certificación

El proceso de auditoría para la obtención del certificado consiste en dos fases in-situ:

Fase 1

Se verifica si el diseño del sistema de gestión es adecuado para las operaciones y si contempla todas las exigencias de la norma a certificar. Luego, se emite un informe indicando los puntos fuertes del sistema y potenciales de mejoras del mismo.

Fase 2

Verifica la implementación de las mejoras acordadas en la auditoría inicial y el cumplimiento de sus procedimientos operativos. Se revisa formalmente el Sistema de Gestión para dictaminar acerca de la conformidad del mismo con respecto a las exigencias de la norma. Si el resultado de la auditoría Fase 2 es positivo, los auditores recomiendan al Centro de Certificación la emisión del certificado.

Los certificados serán emitidos con una validez de tres años. Para su mantenimiento son necesarias auditorías de seguimiento periódicas que se realizan habitualmente de manera anual. Cada tres años debe realizarse una auditoría de renovación del certificado, prolongándose la validez del mismo por tres años más.

La certificadora TÜV Rheinland cuenta con un amplio equipo de profesionales, expertos en diferentes disciplinas, cubre los distintos rubros de actividad de la industria y los servicios, brindando una visión adecuada para cada caso.

Los certificados emitidos por TÜV Rheinland son reconocidos alrededor del mundo por su prestigio y confiabilidad.

Nuestros auditores altamente calificados son continuamente capacitados y monitoreados según los lineamientos de los organismos de acreditación.

Los siete principios del concepto HACCP

  • Análisis de los riesgos alimentarios: biológicos, químicos o físicos
  • Identificación de factores críticos: desde cualquier materia prima y almacenamiento hasta el procesamiento, las ventas y los consumidores
  • Determinar los límites de la inspección y las medidas preventivas
  • Utilización de un sistema de inspección para comprobar los puntos críticos de forma continua
  • Desarrollar medidas correctivas
  • Desarrollar procesos de inspección adicionales para garantizar que el sistema HACCP esté funcionando debidamente
  • Documentación de todos los procesos.