Certificación ISO 28000

Seguridad para el transporte y la logística

La Norma ISO 28000 especifica los requisitos para un Sistema de Gestión de seguridad, incluidos los aspectos críticos de la seguridad en la cadena de suministro. Éstos incluyen, entre otros, la financiación, fabricación, gestión de la información, embalaje, almacenamiento y transferencias de mercancías entre los diferentes modos de transporte y lugares.

El objetivo de la ISO 28000 es mejorar la seguridad centrándose en la mejora de los procesos y desembocando en mejoras de las operaciones y en resultados acordes con requerimientos logísticos internacionales. Está diseñada para aumentar la eficiencia, visibilidad y comunicación de los aspectos críticos dentro de la cadena de distribución.

Es aplicable a todo tipo de organización, desde pequeñas a multinacionales y de diversos sectores. Posibilita establecer, implementar, mantener y mejorar el sistema de supply chain o retail, y la relación con los proveedores; identificando las fallas de seguridad a tiempo.

Beneficios

La certificación ISO 28000 de TÜV Rheinland le permite:

  • Demostrar su compromiso en relación a la seguridad en el transporte
  • Lograr estándares de seguridad en el transporte disponibles dentro de un sistema unificado de gestión
  • Reducir los riesgos, al verificar que la empresa cumple con los requerimientos internacionales de seguridad de la cadena de suministro
  • Mejorar y asegurar la calidad y el control del sistema de supply chain
  • Integrar las normas existentes de seguridad relacionada al transporte en un sistema de gestión unificado
  • Facilitar las importaciones y la gestión de documentación en la aduana

Proceso de Certificación

El proceso de auditoría para la obtención del certificado consiste en dos fases in-situ:

Fase 1

Se verifica si el diseño del sistema de gestión es adecuado para las operaciones y si contempla todas las exigencias de la norma a certificar. Luego, se emite un informe indicando los puntos fuertes del sistema y potenciales de mejoras del mismo.

Fase 2

Verifica la implementación de las mejoras acordadas en la auditoría inicial y el cumplimiento de sus procedimientos operativos. Se revisa formalmente el Sistema de Gestión para dictaminar acerca de la conformidad del mismo con respecto a las exigencias de la norma.

Si el resultado de la auditoría Fase 2 es positivo, los auditores recomiendan al Centro de Certificación la emisión del certificado.

Los certificados serán emitidos con una validez de tres años. Para su mantenimiento son necesarias auditorías de seguimiento periódicas que se realizan habitualmente de manera anual. Cada tres años debe realizarse una auditoría de renovación del certificado, prolongándose la validez del mismo por tres años más.

Las normas de Sistemas de Gestión cuentan con varios requisitos comunes entre sí, es por ello que permiten el diseño de un Sistema de Gestión Integrado. La integración puede realizarse de manera simultánea o progresivamente en el tiempo. Dentro de las ventajas competitivas que aportan los Sistemas Integrados se destacan las siguientes:

  • ahorros en la implementación y la certificación
  • mayor flexibilidad en la gestión
  • sinergias entre los sistemas
  • mayor eficacia y coherencia
  • aumento de las posibilidades de innovación
  • integración de documentación, políticas y controles, entre otros.

La certificadora TÜV Rheinland cuenta con un amplio equipo de profesionales, expertos en diferentes disciplinas, cubre los distintos rubros de actividad de la industria y los servicios, brindando una visión adecuada para cada caso.

Los certificados emitidos por TÜV Rheinland son reconocidos alrededor del mundo por su prestigio y confiabilidad.

Nuestros auditores altamente calificados son continuamente capacitados y monitoreados según los lineamientos de los organismos de acreditación.